Pues sinceramente, espero que esto sea el principio del fin de la tontería. Se que para muchos lo que voy a contar a continuación es algo obvio (entrada patrocinada por capitán obvio), pero a muchos “futurologos” de la fotografía les gusta el alarmismo, el fin del universo, la terminación de la vida tal y como la conocemos y los traumas por que se termine el café de la maquina (falsos, que sois todos unos falsos, que el café de la máquina es una mierda, pero bien que lloráis cuando se termina).

 

Tras algunos años en el mundillo y tras leer muchos artículos de opinión, de nuevos modelos, de nuevas ideas, empiezo a estar cansado de ver la gran frase “Esto va a ser el fin de…” o su hermana “Esto va a acabar con…” en boca de gente que luego descubres que no tiene ni idea de lo que está hablando, que ha escuchado algo parecido a campanas y se lanza a la piscina sin tener ni idea (lo mismo lo estoy haciendo yo ahora mismo, medio segundo, que me pongo el casco anti capones por si acaso).

Y es que cometen un fallo de base: se empeñan en comparar y competir en nichos distintos.

El caso más sangrante de todos es el de los profetas que dicen que los móviles terminarán con las DSLRs, en esos casos simplemente me meto debajo de la mesa, me hago una pelota y lloro por el futuro de la humanidad.

 

Voy a intentar explicar lo de los nichos a ver si se entiende.

Cada especialidad en la fotografía, como todo en esta vida, tiene su herramienta perfecta. Un símil se puede encontrar con los martillos: es una herramienta simple, muy simple, tan simple que en muchos casos se puede sustituir por una simple piedra. A pesar de ello tenemos multitud de martillos en el mercado, de distintos tamaños y distintos materiales, cada uno con un fin distinto, y no veo a los fanáticos de bricomanía anunciando el apocalipsis de la maceta en favor de un martillo de goma, o discutiendo si un martillo de orejas es mejor o peor que uno de yunque. En este mundillo los hipsters posiblemente usarían el de geólogo, que para mi es el más molón. Está claro que no vas a usar ni una maceta ni un martillo de goma para clavar puntas, ni vas a usar un martillo de carpintero para derribar un muro.

Pues un tema tan claro como este parece que no se termina de ver en la fotografía, y se empeñan en realizar comparaciones entre martillos de geólogos y una maza para derribar muros, en vez de comparar martillos de forma, tamaño y masas similares. O decir que el martillo de geólogo no tiene futuro y luego descubres que el lo que hace es carpintería.

Hay casos en los que si está justificado el pronosticar una futura caída en el mercado de determinados dispositivos. El mejor ejemplo es el mercado de las compactas de iniciación siendo fagocitado por las cámaras de los móviles. En este caso estamos en el mismo nicho, gente que quiere tener algo a mano, que casi siempre sea apuntar y disparar, sin pensar mucho y que la cámara haga todo por ti. Evidentemente si la cámara del móvil ya cubre tus necesidades, comprarte una compacta de iniciación no tiene sentido, pues la calidad y las características de ambas son similares.

El problema empieza a llegar principalmente en dos casos:

  1. Se justifica la desaparición por que no se va a usar basándose solo en un nicho de fotografía (ya sea paisaje, callejera, moda…).
  2. Se justifica la desaparición comparando solo una de las características de las cámaras (normalmente el sensor o simplemente la calidad de la imagen final).

El primer caso simplemente es gente que no es capaz de tener una visión general del mundo de la fotografía. Entran a comentar (si, el 70% de estos “futurólogos” se encuentran en comentarios de blogs o foros) olvidando que hay vida más allá de su especialidad fotográfica o de su amado fotógrafo estrella. Suelen decir que ellos llevan años con esto, incluso que son profesionales (o que tal o cual profesional ha dicho que) y que, por ejemplo, las DSLR van a morir por que son muy grandes y se puede hacer lo mismo con otras cámaras.

En el segundo caso, más de lo mismo, no ser capaz de ver el conjunto, de entender que es posible que existan otra características que sean las que marquen las diferencias. En este sentido estoy viendo muchos comentarios en relación a las cámaras compactas avanzadas y las evil que traen sensores de gran tamaño, en algunos casos APS-C o full frame.

En general, todo se resume a lo dicho anteriormente, cada nicho tiene unas necesidades diferentes y, por lo tanto, usarán unas herramientas distintas. Para no repetirme, enlazo tres artículos en los cuales ya he hablado sobre este tema:

 

A vueltas con el material

¿Cuando comprar lo mejor en fotografía?

Fotografía con móviles

 

Como veis, tenemos muchas variables a la hora de decidir cual es la cámara que se ajusta a nuestras necesidades. Lo mismo una nos sobra, o necesitamos varias (yo tengo la DSLR, pero también una compacta avanzada cuando no me apetece cargar material).

El mundo evoluciona, las cosas cambian, incluso nos encontramos con grandes fotógrafos que deciden vender todo su equipo DSLR y pasarse a otra gama (lo cual confunde profundamente a muchos, pues entienden que si un maestro no necesita esas herramientas es que nadie las necesita). Pero eso no es una razón valida para pronosticar el fin de tal o cual nicho de mercado sin tener en cuenta el conjunto.

 

Es posible que dentro de algunos años tengamos un avance que haga desaparecer algún nicho que parecía indestructible, pero ahora mismo veo tres nichos a los cuales no les veo mal futuro (otra cosa es que dentro de ellos se maten unos a otros):

  1. Hola, necesito un coche utilitario sin muchas pretensiones, a ser posible que consuma poco (compactas de iniciación, móviles y similares)
  2. Hola, necesito un coche de altas prestaciones (compactas avanzadas, evil…)
  3. Hola, necesito una tanque, un A1 Abrams o mejor, un merkava (DSLR o cámaras de gran formato)

Cada persona tiene sus razones para seleccionar lo que más se ajusta a sus necesidades. En muchos casos, el paso de los maestros de DSLR a otras cámaras de menor tamaño simplemente se debe a que los riñones han decidido que eso de cargar ya no va con la edad (es lo que hay, nos hacemos mayores), o que, simplemente, han cambiado la forma de fotografiar a una distinta (ni mejor ni peor) y el material que necesitan es diferente. Hay casos en los que los nichos se solapan y podemos ver a profesionales con cámaras muy distintas haciendo el mismo trabajo (cosa que también confunde), pero eso no implica que un meteorito se esté acercando a la tierra para exterminar un tipo u otro de cámara.

Por favor, a partir de ahora, antes de lanzarse a predecir el futuro, pararse a ver el cuadro completo.

Siento escribir de nuevo una entrada tan obvia, pero es que parece que el personal no se entera.

http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/facebook_48.png http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/linkedin_48.png http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/twitter_48.png http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/meneame_48.png http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/barrapunto_48.png