Un tema que hay que tener en cuenta a la hora de fotografiar, y mucho más cuando estamos en el mundo macro, es la profundidad de campo.

Wikipedia – Jared C. Benedict

En un lenguaje sencillo, la profundidad de campo es la zona enfocada de la fotografía, por delante y por detrás de esta zona la imagen aparecerá borrosa.

A la hora de saber que parte de la imagen tendremos a foco y cual estará borrosa, hay una parte que depende del sensor que utilicemos y otra que depende de la lente y las condiciones de la toma.

Lo primero es el circulo de confusión. Cuando una parte de la imagen no está dentro de la zona enfocada, los puntos comienzan a convertirse en discos. Un ejemplo de esto son luces que quedan desenfocadas en el fondo de una imagen.

Wikipedia – Rushilf

Las luces de ese árbol de navidad que, en caso de estar dentro de foco, serían puntos, se convierten en discos. Este efecto se puede usar de manera creativa, como en la imagen anterior, o puede hacer que no sepamos lo que estamos viendo.

Cuando tomamos una fotografía solamente el plano de enfoque está realmente enfocado, en cuanto nos separamos de este plano la imagen empieza a estar desenfocada. El tema es cuanto de desenfocada tiene que estar para que nuestro ojo sea capaz de detectar ese desenfoque. Mientras que el circulo de confusión sea lo suficientemente pequeño, el ojo humano no será capaz de distinguir un circulo de confusión de un punto correctamente enfocado. Este tamaño se ha definido con un estándar de una foto impresa a 20×25 y vista a una distancia de 25 pulgadas (635 mm). En base a eso, el tamaño del circulo depende del tamaño del sensor. Veamos la tabal de la wikipedia:

 

Formato Dimensionesdel sensor (mm) Factor deequivalencia óptica Diámetro círculo deconfusión máximo (mm)
FF (formato completo) 24 x 36 1 0,03
APS-H (canon) 28,7 x 19 1,3 0,024
APS-C (nikon) 23,6 x 15,7 1,5 0,02
APS-C (canon) 22,3 x 15,1 1,6 0,019
4/3 17,3 x 13 2 0,016
Nikon 1 13,2 x 8,8 2,7 0,011
Micro 4/3 7,6 x 5,7 4,2 0,007
Compacta 1/2,5″ 5,76 x 4,29 5,6 0,005

Bien, ahora queda saber como varía estos valores en función de la toma.

Las matemáticas para calcular esto no son complicadas, pero tampoco son obvias, pero si queréis verlas, pasaros por la wikipedia. Basicamente hay tres factores que afectan a la profundidad de campo: distancia focal, apertura y distancia al sujeto. Supongamos que mantenemos dos de estos valores fijos y solo trabajamos con el tercero ¿Cómo afectaría esto a la profundidad de campo?

  • Distancia focal: la distancia focal es “cuanto acerca” la lente que estemos usando, es lo que denominamos como angular o tele. A mayor distancia focal, menor profundidad de campo, es decir, un 180 mm tiene menos profundidad de campo que un 50 mm.
  • Distancia de enfoque: la distancia de enfoque es como de lejos estamos del sujeto. Cuanto más cerca estemos, menor profundidad de campo.
  • Apertura: la apertura o número f es la apertura de diafragma, cuanto se abre el diafragma para permitir la entrada de más luz. Cuanto más abierto (más luz) menos profundidad de campo.

Como podemos ver, todo lo que nos permite aumentar el tamaño del sujeto o mejorar las condiciones de luz juega en nuestra contra. El factor que más profundidad de campo nos dará es acortar la focal, es decir, usar un angular en vez de un tele, tras eso será cerrar el diafragma. Aumentar la distancia de enfoque no es una opción dado que eso alejaría al sujeto, lo que lo haría más pequeño, es decir, perderíamos la magnificación. Podríamos compensarlo aumentando la focal de la lente, es decir, cambiando de angular a tele, pero, como se ha comentado, alargar la focal es el factor que más reducirá la profundidad de campo.

De todas maneras, en los otros dos casos también tienen sus contras:

Cuanto más cerremos el diafragma, menos luz tendremos y más posibilidades de difracción, mientras que acortar la focal nos obligará a acercarnos más para conseguir la misma magnificación. Acercarnos aumentará las posibilidades de proyectar una sobra sobre el sujeto, nos dificultará el colocar luces para iluminar y, en caso de estar fotografiando a seres vivos, es más que posible que estos no nos dejen acercarnos.

En general, todo lo que nos ayudaría con la fotografía macro es lo que al mismo tiempo nos perjudica de una manera u otra con la profundidad de campo. Y en fotografía macro la profundidad de campo muchas veces es una fracción de milímetro.

 

Para hacernos una idea podemos usar calculadoras online para ver algunos ejemplos, basándonos en distancias mínimas de enfoque de algunas lentes, las más usadas. Asumamos que queremos hacer un aumento 1:1 con cada lente y f16 para tener mucha profundidad dentro de nuestros límites y una canon 7D.

  • 50 mm, distancia mínima de enfoque aproximada de 20 cm, profundidad de campo de 0,72 milímetros.
  • 100 mm, distancia mínima de enfoque aproximada de 30 cm, profundidad de campo de  0,36 milímetros.
  • 150 mm, distancia mínima de enfoque aproximada de 40 cm, profundidad de campo de 0,27 milímetros.
  • 180 mm, distancia mínima de enfoque aproximada de 47 cm, profundidad de campo de 0,26 milímetros.

Como veis, la caída en la profundidad de campo es muy grande según aumentamos la focal y que, a pesar de cerrar bastante el diafragma, tan solo tenemos una fracción de milímetro enfocada.

Por cierto, revisad vuestras cámaras, en las reflex, cerca de la lente suele existir un botón para ver al profundidad de campo real. Mientras enfocamos el diafragma está totalmente abierto para tener la máxima luz, por lo cual, lo que vemos no es la profundidad de campo real.

Volver al índice.

http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/facebook_48.png http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/linkedin_48.png http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/twitter_48.png http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/meneame_48.png http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/barrapunto_48.png