Este verano pasé un rato agradable con un buen amigo y fotógrafo y terminamos hablando de software. No de software de edición, si no software de procesado, y, como no, terminamos hablando de photivo.

Antes de nada dejar claro que me refiero a software de procesado de RAW, no edición. Con photivo, quitando alguna herramienta, en general no hay nada que en la actualidad no podamos hacer en una cámara. Ajustes de blancos, de color, saturación, enfoque, eliminación de ruido, contraste, brillo, y algunas otras básicas como recorte, rotar y similares, es decir, nada de pinceles, nada de capas, nada de cortar y pegar…. Como digo, quitando alguna herramienta, photivo es procesado RAW.

Al tema. El me comentaba que es un programa muy complejo, por ejemplo, tiene 9 algoritmos para reducir el ruido (uno de los cuales bien usado puede incluso mejorar la nitidez de la imagen) o 6 algoritmos para mejorar la nitidez. Según el me decía, son muchos, y aprender a manejar cada uno lleva tiempo. Él prefería usar un programa “más sencillo” con solamente uno o dos algoritmos para cada cosa. Remarco lo de más sencillo dado que en la actualidad no hay programa de procesado de fotografía realmente sencillo. El quería dos herramientas con pocos deslizantes y poder ajustarlo sin demasiados dolores de cabeza.

Le comenté que eso no tiene lógica alguna. La gente a la que va dirigida este software es gente que sabe de fotografía, que se gasta cierto cantidad importante de dinero en una buena cámara y en lentes. A la pregunta de la cantidad de lentes que tiene, me contestó que varias. A continuación le pregunté por que no tener un 18-200 mm, una lente todoterreno. Me comentó que no dan suficiente calidad, que para ir empezando no va mal, pero que no da calidad suficiente y que se nota, que es mejor tener unas pocas lentes y saber usarlas que solo una que te de malos resultados.

Es decir, que se gasta mucho dinero en tener las mejores lentes, pero luego utiliza algoritmos “de amplio espectro” para terminar de generar la imagen ¿tiene alguna lógica? Trasteamos las posibilidades del programa (de pago) que el usaba y reconoció que, en ese caso en particular, se le podía sacar más partido a photivo.

Pero al mismo tiempo se perdía un poco, le costaba entender tantas variables y como afectaba cada una a la imagen.

De todo esto saqué dos conclusiones:

  1. Que es una tontería dejarnos los cuartos en cristales y cámaras para luego procesar el RAW con “genericos”, aunque reconozco que cada vez se ve más gente usando, sobre todo en enfoque/nitidez, distintos algoritmos, pero siempre pecan de lo mismo, buscan el santo grial que sirva para todo, cuando la realidad es que cada herramienta tiene su momento y su imagen.
  2. Que el mejor software fotográfico es el que uno sabe usar y con el que está cómodo, y que no sirve de nada usar lo más potente si no se sabe usar. Es decir, para empezar, se llega antes a los sitios con una bicicleta si se sabe usar que en una moto si no sabe uno como arrancarla. Del mismo modo, hay muchas motos de gama alta, y cada una se ajusta mejor a cada persona, sacándole cada piloto lo mejor de ella.

Hay que dedicar menos tiempo a pelearnos por cual programa es el mejor y más a entender lo que realmente pasa cuando procesamos la señal, para terminar de exprimir toda la información que nos dan los cacharritos que vamos comprando, que se encuentran muchos “recetarios” paso a paso por la red, pero pocos sitios donde realmente expliquen lo que pasa a bajo nivel y poder entender bien las cosas.

http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/facebook_48.png http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/linkedin_48.png http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/twitter_48.png http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/meneame_48.png http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/barrapunto_48.png