Aunque parece que la fotografía macro es una área reservada a las grandes cámaras DSLR o réflex, la realidad es que se pueden realizar fotografías macro con cámaras compacta de bastante calidad si sabemos lo que estamos haciendo.

 

Imagen de wikimedia – Jorgelrm

La opción que buscamos es que tenga enfoque macro, con el símbolo que vemos. El principal problema que encontraremos es que casi todas las compactas del mercado (si no todas) tienen la opción macro solamente en la parte angular de la lente, es decir cuando el ángulo de visión es muy amplio. Ese es el punto en el cual la cámara permitir enforcar a 1 cm, menos en algunos casos. El problema es que en angular casi no hay ampliación a esa distancia y añadirle que tendremos problemas de luz dado que la propia cámara nos tapara al sujeto.

Desde mi punto de vista este es el mayor inconveniente dado que iluminar correctamente el sujeto con tan poco espacio puede darnos más de un dolor de cabeza.

¿Dan las compactas un macro real?

En este punto hay que decir que estas cámaras no nos dan un macro real, si no un macro ficticio, y esto viene dado por la diferencia de tamaño del sensor, el tamaño de la imagen en el sensor y como vemos luego la imagen. Lo primero, ver los diferentes tamaños de sensor:

Imagen de la Wikipedia

Esta imagen nos muestra como valor de recorte 1 al sensor de tamaño 35 mm. El sensor de una compacta suele estar en la zona de factor de recorte 5. Como se puede ver la diferencia es considerable. Por otro lado tenemos el tamaño de visionado; independientemente del tamaño del sensor lo normal es ver la imagen a tamaño similar, es decir, en el monitor de un ordenador o impresas al mismo tamaño, y, debido a la densidad de píxeles, similar en muchos casos, mientras no se amplíe mucho la imagen la diferencia de calidad no será grande. Es decir, podríamos tomar una foto de una moneda y mostrarla al mismo tamaño con una calidad similar, pero, debido a la diferencia de tamaño del sensor, mientras la proyección en la cámara con sensor de 35 mm si tiene una relación 1:1 con la realidad, en la compacta esta relación puede llegar a 1:5 sin demasiado problema, lo que hace que técnicamente no sea macro. Es como si quisiéramos hacer un poster y en un caso partiéramos de una postal y en otro de un sello, un bocadillo respecto a una postal tiene el mismo tamaño, pero respecto a un sello, es mucho más grande. Dado que lo que nos interesa es la imagen final, esta pequeña trampa nos sirve para conseguir nuestro objetivo.

 

Primeros pasos para tomar la foto

Ahora que sabemos lo que realmente pasa en la cámara pasemos a hacer fotos. Lo primero es localizar el modo macro. Dado que cada cámara difiere del resto esto es algo que cada uno tendremos que buscar en el manual. Como referencia buscaremos la palabra macro o el símbolo que encabeza este artículo.

Lo segundo que tenemos que buscar es el temporizador, el cual es un reloj con un 2 o un 10 en la parte superior derecha. Al usar el temporizador le damos tiempo a la cámara a estabilizarse tras presionar el botón.

Es interesante disponer de un trípode para mejorar la estabilidad de la cámara o poderla colocar en determinados ángulos. Dada la ligereza de la cámara nos servirá casi cualquier trípode del mercado, incluso los de bolsillo.

Tanto el trípode como el temporizador son importantes para reducir las vibraciones de la cámara durante la toma, pues, debido al factor de ampliación, un simple movimiento resultará en una imagen movida. Van a ser muy pocos los casos en los cuales la cantidad de luz disponible nos permita disparar a una velocidad suficiente que nos permita olvidarnos de la trepidación de la cámara.

Una vez localizadas las herramientas que necesitamos, nos preparamos para la toma. Colocamos cámara y sujeto y, con la lente en la zona angular, vamos presionando el botón de disparo a la mitad para ir enfocando. Cada vez que consigamos enfoque adelantaremos la cámara ligeramente. Repetiremos esta acción hasta que la cámara sea incapaz de enfocar, en ese momento la retiraremos ligeramente, enfocaremos de nuevo y dispararemos. De esta manera obtendremos la máxima ampliación de la que es posible la cámara.

En caso de que la cámara nos permita enfocar de manera manual pondremos el enfoque de la cámara al mínimo (cuidado, en algunas cámaras es cero, es decir, está enfocado en el plano del cristal frontal de la lente) y desplazaremos la cámara hasta encontrar una imagen nítida. Este método es similar a usado en las cámaras DSLR en este tipo de fotografías.

 

 Enfocando

Uno de los puntos a tener en cuenta es la manera que tienen para enfocar las cámaras compactas. Si eliminamos las compactas avanzadas, las cuales permiten el enfoque manual o la selección del punto de enfoque, enfocar con una compacta se puede convertir en un infierno.

Lo primero es la lentitud en el enfoque en las compactas actuales. El tipo de enfoque utilizado se llama enfoque por contraste. Se basa en que en una imagen o zona enfocada el contraste es alto, mientras que en una zona borrosa o desenfocada el contraste es bajo. De esto se deduce que para poder enfocar correctamente el contraste en el sujeto debe ser alto para que la cámara lo detecte, y estar correctamente iluminado.

El truco para enfocar suele basarse en la búsqueda de bordes o zonas de alto contraste que queramos tener a foco colocándolas en la zona central y, si existe la posibilidad de reencuadrar (muchas cámaras permiten reencuadrar una vez adquirido el foco) hacerlo. Si no, dejar el sujeto en el centro. Recordemos que, por defecto, la cámara intentará enfocar al sujeto más cercano que tenga en el encuadre.

 

La luz, siempre un problema que incita a la creatividad

El primer problema que nos encontraremos será la luz. A no ser que la luz ambiental nos permita disparar sin ayuda de flash (como en exteriores con luz de día), el flash de la cámara tal cual no nos solucionará el problema.

Como podéis ver en las imágenes, tal y como se localiza el flash es el propio objetivo de la cámara el que tapa la luz del mismo, creando una curva oscura en la imagen.

Hay una forma casera de solucionar este problema con un poco de papel de aluminio y un folio.

Básicamente lo que se hace es forzar la luz del flash a salir de manera lateral y luego rebotarla en la hoja de papel, consiguiendo una luz lateral que ilumina el sujeto. Esta iluminación es por ensayo y error, para variar la iluminación modificaremos la distancia entre el papel, sujeto y cámara  hasta que tengamos el resultado deseado.

No en todos las cámaras podemos configurar el flash para que dispare siempre. Si no salta, pero queremos esa luz lateral lo que necesitaremos es engañar al fotómetro oscureciendo la imagen. En este caso recordar que no es suficiente solo con oscurecer el sujeto, debemos también oscurecer el fondo en caso de que se muestre pues si no es posible que tampoco salte. El resultado no es optimo, pero es mejor que tener la sombra de la lente (y posiblemente con el tiempo mejoremos).

Otra cosa que podemos hacer es usar luz externa. No voy a entrar en disparar un flash mediante una célula simpática (el flash se dispara al detectar que el flash de la cámara se dispara) pues asumo que si estamos a nivel de compacta es por que no queremos gastarnos demasiado. A eso sumarle que entre el poco espacio del que disponemos entre la lente y el sujeto y el tamaño del flash este puede convertirse más en un estorbo que en una ayuda.

En caso de querer usar luz externa la mejor opción es usar leds, ya sea una lámpara de led. Ya sean soluciones genéricas, o soluciones dedicadas creadas por algunos fabricantes.

Una compacta un poco particular

Un caso particular es la gama WG de Pentax, estas cámaras, a parte de tener una opción macro con enfoque a 1 cm cuenta con un anillo de iluminación led incorporado en la propia cámara para ayudar en la iluminación macro (para eso usa un modo llamado microscopio digital). Pero no es oro todo lo que brilla, pues si activamos la opción de microscopio digital la resolución de la imagen bajará a 2 megapíxeles.

Compactas avanzadas

Es posible que utilicemos una compacta avanzada que disponga zapata de flash. En ese caso podremos conectar uno mediante un cable y colocarlo de la manera que necesitemos. Como he comentado, muchas veces esto puede convertirse más en un problema que en una solución, sobre todo si usamos un cables extensible (como el de los antiguos teléfonos), pues la cámara no pesa lo suficiente y cada movimiento del flash nos moverá la misma.

Si sois los afortunados poseedores de una cámara con una arandela adaptadora, o compráis una cámara con eso en mente, existen lentes que se pueden montar en la cámara para mejorar las capacidades macro de la misma.

Si tenéis una lupa por casa la podéis utilizar colocándola frente a la lente de la cámara aumentando el sujeto.

Si tenéis ganas de más aquí dejo un vídeo con algunas pruebas de macro con dos compactas.

Como se puede ver, la fotografía macro 1:1 (aunque sea la que trae trampa), aunque es posible con una compacta puede llegar a ser muy complicado. ¿Descartamos las compactas para este tipo de fotografías? Ni mucho menos, para fotografía macro 1:2 o, aunque no sea macro, 1:3 va a ser una compañera cómoda y agradable. A esto hay que sumarle la posibilidad del recorte: las cámaras actuales, incluso las compactas, traen vienen con una cantidad de pixeles suficiente para realizar recortes sin degradar demasiado la imagen.

Este tipo de cámara va a ser muy útil para tenerla siempre encima, por ejemplo, para salidas al campo. El poco peso de la misma evitará que nos cansemos demasiado. Incluso un día de viento (una de las peores condiciones para hacer macro) se pueden sacar cosas curiosas.

Muchas gracias a Fotocasión por prestarme el material necesario para esta entrada.

 

Cómo calcular el ratio de magnificación

Como extra en la wikipedia podemos encontrar la manera de calcular el ratio de magnificación de nuestra compacta.

To calculate 35 mm equivalent reproduction ratio, simply multiply the actual maximum magnification of the lens by the 35 mm conversion factor, or “crop factor” of the camera. If the actual magnification and/or crop factor are unknown (such as is the case with many compact or point-and-shoot digital cameras), simply take a photograph of a mm ruler placed vertically in the frame focused at the maximum magnification distance of the lens and measure the height of the frame. Since the object height of a 1.0x magnified 35 mm film image is 24 mm, calculate 35 mm equivalent reproduction ratio and true reproduction ratio by using the following:
(35 mm equivalent reproduction ratio) = 24 / (measured height in mm)
(True reproduction ratio) = (35mm equivalent reproduction ratio) / Crop factor.

Para calcular el ratio de reproducción equivalente a 35 mm, simplemente multiplicaremos la magnificación máxima de la lente por el factor de conversión o factor de recorte de la cámara respecto a 35 mm. En caso de no saber la magnificación y/o el factor de recorte (como suele pasar con numerosas cámaras compactas), simplemente se toma una fotografía de una regla milimétrica colocada de manera vertical en el encuadre y enfocada de manera que consigamos la máxima magnificación posible y medimos la altura del encuadre. Dado que la altura de un objeto a tamaño 1:1 en una película  de 35 mm son 24 mm, podemos calcular el ratio de reproducción equivalente a 35 mm y el ratio de reproducción real usando las siguientes formulas:

(Ratio de reproducción equivalente en 35 mm) = 24 / (altura medida en mm)

(Ratio de reproducción real) = (Ratio de reproducción equivalente en 35 mm)/ (Factor de recorte)

Volver al índice

http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/facebook_48.png http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/linkedin_48.png http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/twitter_48.png http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/meneame_48.png http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/barrapunto_48.png