Una de las categorías más difíciles de la fotografía macro es la fotografía de flora, principalmente por que es un sujeto no demasiado pequeño y estático, lo que no nos deja espacio para el error. Una manera de practicar es tranquilamente en casa. Simple, nos pasamos por la floristería del barrio, escogemos una planta con varias flores que nos guste, nos pasamos una tarde o un día practicando (o varios si estamos enfermos) y luego podemos regalar la planta a alguien o adornar el balcón. En mi caso he elegido unas flores de kalanchoes.

 

Lo primero, he decidido estrenar una lente que no he tenido opción desde que la compré hace poco, Makro-planar 60 mm F2.8. He usado la sony y luz led continua.

Hice primero dos tomas de la flor.

Y luego de uno de los capullos.

Luego cambié a la grande con el frankenstein para pasar a ampliaciones mayores de 1:1. La cosa se complica por la falta de luz y por que el encuadre se llena con unos pocos milímetros. En este caso usé la luz de un flash.

Primero intenté los estambres sin mucho éxito (en mi defensa decir que el conjunto de estambres no llega a 1 mm de ancho).

Luego me lancé a por otro capullo (que mal suena), este mucho más pequeño que el anterior. La altura real de la imagen está en torno a los tres milímetros.

Esta vez he tenido algo más de suerte, o de paciencia ajustando el enfoque.

Como podéis ver, por un par de euros se puede pasar un rato entretenido y de paso adornar la terraza o tener un detalle con alguien. Si os juntáis varios podéis comprar varias plantas e ir compartiendo a las “modelos”.

http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/facebook_48.png http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/linkedin_48.png http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/twitter_48.png http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/meneame_48.png http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/barrapunto_48.png