Una noticia que sabemos que van a llegar todos los años, queramos o no, son los incendios forestales.

Por diversas razones he estado muy cerca de algunos incendios forestales, incluso he estado dentro de uno de ellos, con la dirección de extinción. También he realizado algún trabajo midiendo superficies quemadas, incluso he sido el fotógrafo de una de las campañas del ministerio de medio ambiente, que luego he descubierto que era la del 50 aniversario (no encuentro la de 1949).

Las fotos que muestro en esta entrada corresponden al incendio de Arenas de San Pedro del 2009 y como se ve la zona en la actualidad. Si queréis ver más imágenes pasaros por el flickr de Chema Mancebo, el cual realizó un trabajo fotográfico mucho mejor que el mio del incendio.

Como curiosidad, el bombero que aparece en la campaña del 2009 es de una de las brigadas que trabajó en este incendio.

La verdad es que no he podido pasarme por la zona desde que decidí escribir esta entrada, por lo que no he podido sacar los mismos encuadres que realicé en 2009 para comparar. Respecto a la primera tengo esta de este año:

Esta segunda foto corresponde a la parte izquierda de la primera. Se puede ver que en la zona del incendio el monte bajo se ha recuperado, pero se ha perdido la masa forestal.

Este es el puerto del pico el 2009:

Y aquí podemos ver una foto más o menos de la misma zona:

Es junio de 2011, durante la celebración de la trashumancia, en la parte superior izquierda podemos ver una de las lindes o bordes del incendio, con todos los pinos abrasados.

Las siguientes son algunas fotos que tomé cuanto se estaba terminando de apagar el incendio.

Y estas son algunas fotos de este año por la zona que se quemó en 2009:

Como se puede ver en las fotos y ya he comentado, el monte bajo tarda muy poco en recuperarse, pero la masa forestal está perdida, y tardará muchos años en recuperarse, a lo que hay que sumar los efectos secundarios como el aumento de la erosión (sobre todo en zonas montañosas) y la desaparición de la cobertura para la fauna local de gran tamaño. No solamente se perdieron arboles, estas últimas fotos las realicé buscando las tumbas moras (o celtas según a quien preguntes), de las que solamente encontré 1 dado que las otras fueron destruidas durante durante la lucha contra el incendio (sigo buscando algún posible resto).

A esto hay que añadirle la pérdida de dos vidas humanas y un gasto enorme de dinero, y todo gracias a unos políticos que toman decisiones sobre algo que no tienen ni idea, o que toman decisiones mirando por su propio interés y no por el de todo.

El punto fuerte de la lucha contra el fuego es la prevención, tener el monte limpio, tener el material y personal preparado en cantidad suficiente (y en este caso siempre mejor que sobre a que falte, siempre mejor que una dotación no salga un verano a que falten hombres, como en Valencia), pero eso es un dinero fijo que no queda bien. Mejor privatizar mediante empresas de amigos todo el tema y embolsarse más dinero.

El monte hay que limpiarlo continuamente, sacar la materia seca para que el fuego no tenga donde nutrirse, al mismo tiempo que hay que reponer parte de materia orgánica (si nos llevamos las ramas y estas no se pudren y generan abono, junto con el resto de desechos del bosque, este se debilita), mantener cortafuego y, sobre todo, hacer andar a las brigadas tanto por el monte que en caso de incendio sean capaces de recorrerselo a ciegas sin dudarlo un momento y saber por donde pueden salir.

El personal de las brigadas y retenes se juegan la vida (todos los años muere alguien) mientras que sus jefes, a salvo desde sus despachos, se embolsan miles de euros por hacer mal su trabajo.

A eso sumarle que el fuego es un negocio, no solo por la privatización de la lucha contra el mismo, si no por que muchas veces se usa para convertir en urbanizables zonas que antes no lo eran, o uno se salta la ley para ello, como por ejemplo, el monte Abantos. Sobre Valencia no tengo datos a los que me pueda basar, pero he encontrado esto. La verdad es que me gustaría que cualquier zona que ardiese no pudiese ser urbanizable en 50 años, incluso zonas que antes del incendio lo fueran. Eso y endurecerse las penas contra los responsables de los incendios, no solo el pirómano, si no también multas a las empresas que saquen rendimiento del mismo de manera indirecta (es decir, que si en una zona hay un incendio a nadie se le ocurra ni de rebote hacer dinero del mismo, que un incendio no pueda ser rentable en ningún caso).

Sinceramente creo que se debería invertir menos en coches oficiales, oficinas de lujo, cenas de 17 platos y más en cosas importantes, como la protección del medio ambiente en este caso (o la sanidad, la educación,…..) pero parece que, quitando algún caso puntual, la casta política es egoísta y estúpida por naturaleza y solamente sabe ver el yo y el ahora, como mucho las próximas elecciones. Si a eso le sumamos que no suelen ser responsables de sus actos más que en contadas ocasiones, tenemos el caldo de cultivo perfecto.

A si, y todo eso lo hacen por que se lo permitimos, no olvidemos nuestra parte de culpa por que nos pesa el culo y no nos movemos para exigirles a los responsables que cumplan su trabajo, salir, patearse el campo y prevenir, en vez de cobrar su fastuoso sueldo (esa parte no la olvidan) mientras que dejan que miles de hectáreas ardan.

http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/facebook_48.png http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/linkedin_48.png http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/twitter_48.png http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/meneame_48.png http://www.apratizando.com/wp-content/plugins/dn_iSocial/images/barrapunto_48.png